Centros Ocupacionales

Son un servicio social de estancia diurna, que tienen como finalidad el desarrollo integral de las personas adultas con discapacidad intelectual, ofreciéndoles los apoyos y oportunidades necesarios para conseguir el mayor grado de integración social y laboral posibles.

Contamos con dos Centros Ocupacionales:

  • C.O. San Luis Gonzaga en Pozuelo de Alarcón, que actualmente cuenta con 164 plazas contratadas con la Consejería de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, y 5 plazas privadas y 8 RESCO (Residencia con Centro Ocupacional)
  • C.O. Granja San José en San Sebastián de los Reyes, que tiene 110 plazas contratadas con la Consejería de Asuntos Sociales de la CAM y 5 plazas privadas. Actualmente están cubiertas 101 plazas.

Los Centros Ocupacionales ofrecen apoyo desde tres áreas de intervención:

  1. Talleres Ocupacionales: Manipulados, Encuadernación, Alfarería, Restauración de Muebles, Alfombras y Tapices,   Vivero Agropecuaria y Mantenimiento de Jardines, Reprografía, Comedor y Limpieza, Taller Adaptado, Audiovisuales y Taller de Adaptación a la Ocupación

 

post_1

 

  1. Área relevante de Apoyos: Promueve aprendizajes funcionales acordes a las capacidades y preferencias de cada persona. Se trabaja, entre otros: el manejo del euro, lectoescritura, movilidad, habilidades sociales, comunicación, teatro, expresión corporal y plástica.

 

post_2

 

  1. Área de Inserción laboral: El objetivo es facilitar la incorporación al mundo laboral mediante la planificación de itinerarios individualizados que ofrecen a cada persona la formación, el entrenamiento y el apoyo necesarios para la consecución y mantenimiento de un puesto de trabajo.

 

 

post_3

 

Mail contacto C.O. San Luis Gonzaga (Pozuelo): mgarcia@gilgayarre.org

Mail contacto C.O. Granja San José: granjasj@gilgayarre.org

HISTORIAS PERSONALES

 Milagros Salazar C. Ocupacional Pozuelo

post_4

“Antes de venir a Pozuelo, yo estuve en el taller de la calle Vitrubio con Doña Carmen. Comíamos allí, se estaba muy a gusto. Aprendíamos a hacer alfombras. Después entramos en el centro de Pozuelo cuando lo terminaron. Al principio me llamó la atención el edificio de hormigón, pero me gustó. Había pinos, campo…

En los talleres hacíamos trabajos de lana, perchas, ganchillo, chapas y otros trabajos para diferentes empresas. También íbamos a ferias en Moncloa, en la Casa de Brasil, etc. y nos acompañaban las familias. Guardábamos el dinero que ganábamos en una cartilla. También íbamos a clase para aprender cuentas, leer y escribir. Se hacían excursiones a muchos sitios. A Luis, el hijo de Doña Carmen, le gustaba mucho salir… bueno, a todos nos gustaba salir.

Después de estar un tiempo en los talleres, pude colocarme en Artesa durante muchos años. Trabajaba muy duro en la lavandería y llegaba a casa tarde. El trabajo había que terminarlo.

Luego, con la ayuda de mi familia y los profesionales, decidí que lo mejor era volver a los talleres del Centro Ocupacional. Como me iba haciendo mayor, cada vez me costaba más hacer el trabajo. Me facilitaron mucho el cambio.

En el Centro Ocupacional conocí a la persona que hoy es mi pareja, éramos compañeros. Nos vemos dentro del Centro y también quedamos fuera los fines de semana. Me hace sentir muy bien y me ayuda cuando lo necesito. Nuestras familias siempre nos han apoyado en nuestra relación.

Hoy en día estoy muy a gusto en el Centro Ocupacional. Siempre puedo aprender a hacer cosas nuevas. Se hacen muchas actividades y salidas como a museos, carreras, etc. Mi hermana siempre me dice que me apunte a todo, que es bueno para mí.”

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+