Centro de Día

Es un servicio social de estancia diurna para aquellas personas adultas que precisan de un mayor nivel de apoyos. Situado en Pozuelo de Alarcón, ofrece atención personal y social que incluye cuidados básicos relacionados con la mejora o mantenimiento de la autonomía en las actividades de la vida diaria, además de una atención especializada a través de nuestro servicio de fisioterapia y de terapia ocupacional. Igualmente, se ofrece a todas las personas con discapacidad y sus familias atención psicológica y social.

Por medio de una variada oferta de actividades se pretende responder a las necesidades individuales de cada persona, así como a su proyecto de vida recogido en su Plan Personal y consensuado con la familia. Algunas de estas actividades son:

  • Comunicación.
  • Estimulación sensorial.
  • Cocina.
  • Compras.
  • Actividad física.
  • Estimulación cognitiva.
  • Papel plantable.
  • Realidad virtual.
  • Terapia canina
  • Etc

Al tratarse de un centro abierto a la comunidad, se busca maximizar la participación de las personas con discapacidad en el entorno social próximo a través de actividades lo más inclusivas posibles.

Dispone de servicio médico y de enfermería, así como de los servicios complementarios de transporte y comedor.

Cuenta con 33 plazas autorizadas.

HISTORIAS PERSONALES

Jesús Lozano

“Hola, soy Jesús tengo 34 años y llevo en el centro de Día 11 años.

Voy al Centro en ruta, cuando llego me acompañan a mi sala y mis compañeros me ayudan a dejar la mochila y el abrigo en la percha. Cojo una silla y nos sentamos en círculo ante el panel de comunicación, pasamos lista y cambio la fecha que me gusta mucho.

En el desayuno cojo un plato y mi tenedor adaptado para tomarme el bocadillo que traigo junto a mis compañeros.

De las actividades que hago durante la semana una de las que más me gustan es Teatro, me encanta subirme a un escenario, que me aplauda el público y que mis padres vayan a verme. También me encanta llenar botecitos de aroma y tinte con una jeringuilla para luego hacer los jabones. En psicomotricidad me divierto muchísimo con las pelotas gigantes, tirándonoslas unos a otros; me rio mucho. Y con lo que también disfruto mucho es con las salidas a museos, visitar jardines…y usar el transporte público para ir. Bueno, la verdad es que en general me gustan todas las actividades: baile, cocina, compras…

Después de comer tenemos un pequeño descanso y vuelvo a coger la ruta para volver a casa.

¡Ah! Se me olvidaba, 2 días en semana tengo fisioterapia y los jueves en el descanso voy al coro con compañeros de toda la Fundación”